ZAVOTTI APUESTA POR EL BAMBÚ COMO MATERIAL DE FUTURO

El bambú se está situando como uno de los materiales con más proyección de futuro. Su gran resistencia y versatilidad, junto a criterios de sostenibilidad, hacen de él una apuesta sólida tanto para la construcción como para el diseño industrial. El bambú es un recurso natural renovable, considerado por muchos expertos la opción del futuro.

Utilizado desde la antigüedad, una de las ventajas de este material es la rapidez de crecimiento y su facilidad de propagación. El bambú es una gramínea (pasto) técnicamente y no una madera. Su propagación por rizomas evita la necesidad de efectuar replantaciones, y son estas raíces las que evitan la desertización, actuando como contención frente a los corrimientos de tierras provocados por las lluvias. En un día, una caña puede alcanzar el metro de altura o más, si bien para que el bambú esté en su estado de máxima dureza deben pasar unos tres años.  Por ello, no se destruyen bosques para hacer mobiliario o carpintería fija de bambú. Los productos de bambú son una opción ambiental y ecológica responsable. También tiene un cierto impacto positivo sobre los cultivos, ya que las plantaciones evitan la acción perniciosa del viento sobre ellos. Y añadimos otra importante ventaja: genera un 30% más de oxígeno que los árboles.

El bambú supera en propiedades físicas a la mayoría de sus competidores como el roble y la teca, en los términos de la duración y la estabilidad. Estas maderas tradicionales requieren mínimo de 40 años para poder ser explotadas de manera inteligente. Cuando alcanza esa dureza máxima adquiere una resistencia y flexibilidad que pocos materiales tienen. Así es que se lo suele llamar el acero vegetal.

El bambú laminado es tratado con calor intenso, comprimidos, y aglutinados con resinas que soportan los rayos UV y lo vuelven resistentes al agua, el moho, el fuego y las plagas.

El bambú es antiestático, puede regular temperatura interior y también puede absorber rayos UV. Los productos hechos de bambú pueden contribuir a la certificación LEED ® por ser un material rápidamente renovable y de baja emisión ….

Algo muy importante se está moviendo pues en torno a este material; en Latinoamérica varios países ensayan proyectos destinados a buscar variedades de la planta con propiedades superiores, y realizan estudios para determinar la repercusión de su explotación en las economías locales. Empresas como Ikea proyectan trabajar cada vez más con el bambú, escogiéndolo con una apuesta de futuro. BMW, Starbucks, Zara o Bodyshop ya cuentan con el bambú en sus instalaciones o productos.

Seguro que en los próximos años tendremos noticias sobre la cada vez más amplia utilización del bambú, y poco a poco iremos viendo cómo se incorpora a nuestras vidas, ya que se perfila claramente como una alternativa sostenible a la madera.

https://decoracion.trendencias.com/varios/el-bambu-material-del-futuro

http://espaciosdemadera.blogspot.com/2012/01/el-bambu-un-material-sostenible.html?m=1

ZAVOTTI APUESTA POR EL BAMBÚ COMO MATERIAL DE FUTURO